Xuan Lan: "El yoga cambió mi vida, espero que cambie la tuya también"

Wellness

Con este mantra se presenta Xuan Lan, profesora de yoga mundialmente conocida e influencer yogui que ha venido para revolucionar (una revolución zen, eso sí) esta disciplina. Su yoga 360 grados va desde el aula hasta la televisión, pasando por el papel y las redes sociales.

Xuan tiene un magnetismo especial: su voz te encandila, su paz interior te inunda, su sonrisa te reconforta… Una mezcla que, junto a sus conocimientos y experiencia, hace de sus clases de yoga ese ‘tiempo para ti’ que cambiará tu manera de ver el mundo.

Nos sorprende tu biografía: pasas del sector de las finanzas, uno de los más estresantes, a dedicarte profesionalmente al yoga. ¿Por qué este salto? ¿Qué te aporta esta disciplina?

Practico yoga desde hace 19 años, ya desde que trabajaba en finanzas. Esta disciplina me ayudaba a mantener el equilibro y la armonía en contraposición a mi estresante día a día. Hace unos 8 años, decidí hacer una formación de yoga para aprender toda la parte teórica que me faltaba en las sesiones y nos pidieron hacer clases gratuitas a amigos y familiares para practicar las enseñanzas. Fue entonces cuando descubrí que me gustaba muchísimo enseñar yoga y empecé a dar clases a mis compañeros del trabajo y su feedback fue tan positivo que introduje las clases en mi vida profesional. Iba al despacho y después daba clases privadas. Hasta que un día, a través de un trabajo de coaching para reenfocar mi camino profesional en las finanzas, me comentaron si me había planteado dedicarme profesionalmente al yoga ya que hablaba mucho acerca de él. Mi primera respuesta fue negativa, pero una semilla se quedó dentro de mí y fue creciendo hasta que un día decidí dar el salto y probarlo.

¿Cómo definirías el yoga que enseñas?

El yoga tiene muchos aspectos que a veces son un poco difíciles de entender para principiantes ya que tiene un lado espiritual bastante importante. Así, el yoga que practico y difundo es tradicional pero muy accesible para que la gente pueda entender y experimentar sus beneficios a través de una práctica regular y constante.

¿Cuáles han sido tus fuentes de inspiración para crear tu propio estilo?

Mis propias clases y sobre todo la auto-práctica. He sido practicante durante más de 10 años; De esta manera, he sido más alumna que profesora y sé por donde he pasado como ejecutiva estresada y lo que el yoga me aportaba en mi día a día. Lo que he conseguido con esta disciplina quiero transmitirlo adaptándome, en cierta manera, a todos los comentarios que recibo, sobre todo en mi canal Youtube. Gracias a estos, me voy informando y formando, buscando respuestas más técnicas que no conozco: un intercambio de información entre ellos y yo.

460x680-xuan-2.jpg 460x680-xuan-1.jpg

 

Uno de tus proyectos es Free Yoga, una nueva manera de acercar el yoga a un público más amplio ¿Cómo surgió?

En el equinoccio de verano se celebra una masterclass multitudinaria de yoga en Times Square (Xuan Lan vivió en EUA antes de aterrizar en España). Después de descubrir este evento, decidimos montar el Free Yoga con dos amigas -también profesionales del yoga- y traer este concepto a España. La acogida que tuvo y sigue teniendo es enorme y muchas personas han empezado a practicar a partir de estos.

Las clases que impartes, los libros que has publicado, tu paso por Operación Triunfo o las redes sociales. ¿Con cuál te quedas? ¿Yoga online, en papel, en la pantalla de TV o en el aula? ¿Qué te aporta cada una de ellas?

Son bastante complementarias. En el aula me gusta el contacto físico con los cuerpos, las personas, escuchar su respiración, saber cómo evolucionan… Es importante mantener el contacto con los alumnos reales. Pero me doy cuenta que gracias a los videos que difundo en Youtube y en las redes sociales, estoy acercando y descubriendo el yoga a más gente. La televisión es otra manera, pero lo he hecho en un programa de música (no enfocado al yoga), con lo cual era un poco especial. Y si hay más opciones de dar a conocer el yoga a través de la televisión, series de Netflix o por donde sea, yo estoy dispuesta a hacerlo.

A los que no practicamos yoga ¿Cómo nos convencerías para que lo hiciésemos?

Conozco a poco gente que tenga una mala experiencia con el yoga, casi siempre hay un beneficio ya sea mental o físico. A una persona que nunca lo ha probado, le recomendaría que lo haga con la mente abierta. La primera clase siempre es como un descubrimiento y cuesta seguirla. En la segunda, estamos más relajados porque ya sabemos lo que nos espera y en la tercera, empezamos a sentir cosas.
Los beneficios del yoga también se notan en nuestro el día a día: dormimos mejor, nos despertamos con más energía, menos estrés… Esto hace que la gente se enganche al bienestar.

¿Yoga es una moda o ha venido para quedarse?

No pienso que sea temporal. El yoga siempre ha existido, mucha gente ya lo practicaba, pero no estaba tan visible en los medios de comunicación. Ahora como hay más famosos y modelos que lo practican se ha puesto de moda y llega y se abre a más gente: a los hombres, a la gente más joven… ¿Si se va quedar? Estoy segurísima que se va a quedar.
La vida se acelera cada vez más y el yoga nos ayuda a concienciarnos de muchas cosas, no solo de tu propio cuerpo sino también de la relación que tenemos con los demás, con el planeta, con muchos aspectos de la vida y esto cuando nos abre los ojos no queremos volver a cerrarlos.

960x540-xuan.jpg

El yoga cambió mi vida, espero que cambie la tuya también

Xuan Lan

 

La belleza también ha sucumbido al yoga con el efecto ‘Yoga Skin’, el mundo animal con el Doga… ¿Cuáles serán los próximos pasos del yoga?

Estos nuevos tipos de yoga no los he practicado. Yo me dedico a un yoga más tradicional que viene de la India, adaptado al mundo occidental. Las nuevas fórmulas con cabras, perros, cerveza… no son tipos de yoga que a mí me interesen porque tengo tantas cosas que aprender en mi propio campo, que dejo a los demás abrir los horizontes del yoga con estas actividades. Algunas se van a quedar, otras no, pero el yoga tradicional se quedará.

El yoga es sinónimo de vida saludable, pero hay otros aspectos a tener en cuenta como la alimentación o el cuidado de la piel. ¿Cuáles son tus rituales de belleza?

Limpio mi rostro cada día (mañana y noche) con agua micelar. Si hay momentos que tengo más granos, cambio de producto de limpieza. Me pongo crema de noche y de día siempre con protección solar. También utilizo contorno de ojos y algo para suavizar el tono de la piel, pero no suelo maquillarme mucho porque hago mucho yoga. La gente se piensa que es muy tranquilo pero sudamos. Después de una clase, me limpio la cara y me la rehidrato.

El día a día nos deja sin tiempo para mimarnos. Cuando tienes tiempo para ti ¿A qué lo dedicas?

A mi pareja. Porque mi pareja es como mi media naranja. Entonces si dedico tiempo a él quiere decir que dedico tiempo a mí.

Top