Happy Socks

Dos amigos con una visión
Mikael Söderlindh y Viktor Tell tuvieron una visión: difundir la felicidad convirtiendo lo esencial de cada día en una colorida pieza de diseño. En 2008, los calcetines eran solo calcetines. Piezas textiles blancas, grises y negras que no se parecían en nada a la pieza de diseño de moda y creativa en la que podrían convertirse. Pero eso estaba a punto de cambiar.

Hola, Happy Socks
Happy Socks, un calcetín de alta calidad que combina diseños únicos y artesanía. Nació la herramienta más cómoda y colorida del mundo para difundir la felicidad. Este concepto ahora lo hace realidad el talentoso equipo de creativos de Happy Socks.

90 países y sumando
Hoy, Happy Socks ha llegado a 90 países y a todos los continentes. Con Concept Stores en todo el mundo, desde LA hasta Tokio, Happy Socks se puede encontrar en más de 10,000 tiendas de ropa de moda.

Top